Desde la cárcel - Reflexión 8

Sergio Rojas Ortíz

Preso político en Costa Rica

8 de Febrero de 2015

En esta semana cumplo tres meses de estar privado de libertad, uno de los derechos fundamentales de todo ser vivo, que me arrebató la jueza por su investidura, presión, ignorancia o asocio político con los sectores de políticos, o de Gobierno, y finqueros no indígenas, dirigidos por la licenciada Thais y el exjuez Carlos Gutiérrez; haciendo de la aplicación de la justicia una aplicación perversa, injusta, violenta, desproporcionada en la legalidad del derecho cultural y socioeconómico de los pueblos indígenas.

 

¿Pero cómo vamos a esperar justicia y equidad si los mismos y máximos jerarcas de la aplicación y vigilancia de que las leyes se cumplan, y entendidos por los jueces correctamente, permitan y ratifican lo hecho por éstos sin analizar, o al menos referirse a los alegatos, que el afectado y la defensa exponen en los recursos de Habeas Corpus presentados?

 

No puede haber equidad ni justicia cuando los jueces sentenciadores, opresores jurídicos, no le dicen a la parte afectada porque no procede. ¿Por qué no analizan los argumentos llegados? Se supone que para las resoluciones (sentencias de los jueces), deben analizar los argumentos de las partes y referirse, uno a uno, y justificar su aceptación o rechazo de cada uno. Tanto los jueces de Buenos Aires como los de Pérez Zeledón y los magistrados de la Sala Constitucional, se han limitado a acusar, sentenciar y ratificar lo hecho por la primera.

 

¡Qué sistema más perverso! Pretender que el supuesto imputado acepte –quiera o no–, pero tiene que aceptar. Hasta este momento los jueces y su sistema de justicia no han considerado, aplicado ni respetado los derechos indígenas, contemplados en el Convenio 169 de la OIT y la Declaración Americana sobre Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas y, por qué no decirlo, hasta las mismas resoluciones de la Sala Constitucional, donde ratifica la autonomía plena de los pueblos indígenas y el Estado las violenta cuando le da la gana.

 

Espero que al menos el Comité de Derechos Humanos de la Corte Interamericana se refiera a los alegatos expresados y denunciados y no se limite a avalar lo hecho por el Estado de Costa Rica.

 

A todos y todas mis camaradas, agradecerles su apoyo solidario y valiente del pueblo bribri y recordarles una frase de nuestros ancestros en su lucha por nuestra madre tierra y nuestros pueblos.

 

"Es mejor morir con dignidad que vivir en vergüenza"

 

Éxitos en este dos mil quince, los quiero mucho...

Sergio Rojas Ortiz

UNIWAK

Escribir comentario

Comentarios: 0

CONTÁCTENOS

equipocritica@gmail.com

PUBLIQUE EN EquipoCritica.org

redaccion.equipocritica@gmail.com