Desde la cárcel - Reflexión 19

Sergio Rojas Ortiz

10 de Mayo de 2015

Pienso, recuerdo y escribo. Faltan cinco días para cumplir medio año de estar secuestrado en este centro penal, donde he escuchado decir que desean colgarse y acabar con estos sufrimientos y humillaciones. He escuchado a muchos maldecir, llorar, lamentarse de la vida que llevan aquí y también decir: “vendía droga porque no tenía trabajo y mis hijos necesitaban comer”. Otros: “yo robaba porque mi familia tenía hambre y nadie me daba trabajo y yo había estado preso antes y tuve que volver a robar y aquí estoy de nuevo. Es una sal estar preso. También he escuchado como maldicen a Sibö Dios después de adorarlo.


Y el trato interno de las personas que estamos aquí privados de libertad: ladrón, violador, narco, agresor de mujeres, ancianos, niños, en fin, es la rutina acompañada de palabras y gestos obscenos. He visto como buscan a Dios con el cigarrillo en la boca y recuerdo que yo soy, quiera o no, uno de ellos. Que el sistema judicial, a través de la jueza y la Fiscalía, me tiene aquí como un delincuente más. Y soy uno más que veo, vivo y siento como se denigra la dignidad humana, donde muchos, por saciar su hambre, recogen sobros de comida que dejan otros para comer.


Estoy aquí donde por cien colones son capaces de golpear a otro donde los más adictos son capaces de vender o cambiar lo poco que tienen por drogas, con tal de calmar su ansiedad de fumar o drogarse, donde de un cigarrillo fuman tres, cuatro y hasta seis. Pienso y me pregunto: ¿dónde está la atención del centro penal y el Gobierno y su programa de atención a éstos adictos? ¿Por qué en vez de permitir el ingreso de cigarrillos y otras sustancias, no inician un programa de tratamiento con la Caja para ir eliminando esa ansiedad del fumado de los privados de libertad y hacer un hombre útil y no mejores delincuentes cuando salgan de éste centro penal?


Recuerdo el sistema jurídico, parece que su objetivo es que los jueces y fiscales manden a quien señalen a la cárcel. De nada valen los alegatos de los derechos si los jueces, comenzando con los de la Corte Suprema, no los valoró, no los aplica, no los respeta. Se ensañan en rectificar las sentencias de los jueces y fiscales y ni se refieren a los alegatos de la defensa como en mi caso, de ese modo he sido secuestrado en éste centro penal donde la vida no vale nada, donde el sistema jurídico desconoce el trato especial que se le debe brindar a las personas indígenas miembros de los pueblos indígenas y todos sus derechos humanos.


Pienso, imagino a tantas personas que desconocen lo difícil que se vive aquí, y a la vez, por tanta gente que luchan por mi libertad, que vienen a visitarme en este centro penal, que me dan ánimos y yo a ellos, porque la libertad es del pueblo Bribri de Salitre, es la libertad mía y es la lucha del pueblo por autonomía, tierra, libertad, cultura.


No más agresiones, no más mentiras. Exijamos, ejerzamos el derecho que tenemos. Bendiciones a todos y todas las personas solidarias con los bribris y demás pueblos indígenas de Costa Rica.


Derechos que no se defienden son derechos que perdemos.


La lucha sigue. Los bribris viven

Escribir comentario

Comentarios: 4
  • #1

    Victor Manuel aguilar mora (lunes, 11 mayo 2015 14:29)

    Como es posible esto en Costa Rica, deben liberar ya a Don Sergio!!!!

  • #2

    jose maximo ruiz obispo (lunes, 25 mayo 2015 15:38)

    ...desde aquí el Perú le mando mis saludos combativos Sr. Sergio Rojas, sigue en tu lucha interna, sigue adelante no desfallezcas, todo se arreglará con el tiempo, ...

  • #3

    JOSE MAXIMO RUIZ OBISPO (lunes, 25 mayo 2015 16:00)

    ...lo que sucede en Costa Rica con los presos políticos y comunes, también sucede aquí en el Peru, como es de conocimiento general presos están los que no tienen dinero para sus defensas, no tiene ni un peso para pagar un abogado, pero los que manejan la economía del país, los que roban millones, matan, etc.etc. esos jamás llegan a las cárceles, pues los jueces y fiscales se arrodillan ante ellos por el dinero que les dan por ambas bocas.... estoy en tu lucha Don Sergio, lo apoyo lejanamente en su lucha por la libertad del pueblo Bribri...

  • #4

    Adidas Yeezy Boost 350 (martes, 31 mayo 2016 01:07)

    Even though the outside of the shoe is an earthy brown, the tongue and the heel have little sparks of green and orange. Light up the court and then light up a joint in these bad boys.

CONTÁCTENOS

equipocritica@gmail.com

PUBLIQUE EN EquipoCritica.org

redaccion.equipocritica@gmail.com