Situación de pensiones en Chile y a dónde llevan a Costa Rica

Hugo Marín

28 de Marzo de 2017

El día domingo 27 de marzo, miles de chilenos se tiraron a las calles en defensa de una pensión digna. En Chile, las AFP (Administradoras de fondo de pensiones) son empresas privadas que administraran las pensiones y que fueron creadas durante las dictadura de Pinochet quien desapareció el sistema de protección social que había fortalecido el gobierno socialista de Allende antes del golpe de Estado, que dio la junta militar liderado por el mismo Pinochet. En Chile los empresarios privados pasan una vida entera manejando los ahorros y la plata de los trabajadores para la futura pensión, generando rendimientos y capitalizando ganancias y cuando un chileno se pensiona con este sistema su pensión no alcanza el salario mínimo de ley, es muchos casos son únicamente el 35% del salario base.

 

“Actualmente, el 90,75 % de los jubilados de Chile recibe pensiones inferiores a 154.304 pesos mensuales (233 dólares), casi la mitad del sueldo mínimo establecido en el país suramericano, según un informe publicado por la Fundación Sol [1]. Eso ronda los 120.000 colones, así nos quieren llevar a los ticos.

 

¿Qué sucede en CR?

 

En Costa Rica, quieren llevarnos al modelo chileno, ¿por qué? Ya hubo en el año 2000 una reforma al sistema social de pensiones. Durante el gobierno de Miguel Ángel Rodríguez, se crearon los Fondos de Capitalización Laboral (FCL) administrados por una operadora de pensiones privada (Ley de protección al trabajador), muy parecido a los AFP chilenos. Los FCL son fondos privados que se suponen, complementan la pensión que le dará la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) al trabajador a través del IVM u otro régimen al que se pertenezca.

 

Estos FCL tienen un riesgo, no son de beneficio definido. Esto significa que un cotizante ahorra pero no sabe que le darán al momento de pensionarse, aunque de manera obligatoria tuvo que pagar durante toda su vida laboral el porcentaje de ley obligatorio, pues aunque la cuota mensual que le rebajan a los trabajadores es una cuota fija, el porcentaje final de pensión será definido dependiendo de los rendimientos de la operadora privada que en el caso de Costa Rica es obligatoria y por ley. Estos rendimientos dependen de las inversiones que hagan las operadoras de pensiones con los fondos de los trabajadores, o sea es un riesgo pues si al invertir hay pérdida, no hay capitalización, por lo tanto no hay pago ni mucho menos crecimiento en el monto de pensión.

 

¿Cuál es la diferencia con los AFP chilenos y los FCL costarricenses?

 

La diferencia es que en Chile todo el sistema de pensiones es administrado por entes privados: las AFP y son quienes garantizan la pensión base y única (único pilar). Mientras que en Costa Rica hay un régimen social sostenido por todos los costarricense de manera solidaria que es el Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte de CCSS (Primer Pilar), que por ley debería garantizar la pensión de todo  costarricense que coticen para el sistema. El IVM garantiza una pensión base que se complementa con el FCL (segundo pilar), es decir en CR podríamos hablar de un sistema mixto, uno estatal y otro privado donde la pensión obtenida será lo que al trabajador le  de el IVM (CCSS) + FCL (OBLIGATORIO) + PENSIÓN VOLUNTARIA (AHORRO EXTRA NO OBLIGATORIO, SOLO SI EL TRABAJADOR LO CREA, tercer pilar).

 

La gran preocupación que salta a la vista en estos momentos, y que todo costarricense debería estar analizando es: ¿qué pasa con el IVM? del cual se dice está en estado de emergencia o casi  “quebrado” según otros. En el contexto de ese discurso salta la liebre, pues en el mes de febrero los noticieros tuvieron como punta de lanza el tema de las pensiones, y un grupo de empresarios inició un debate de cómo quieren reformar el IVM. Es muy claro que este grupo de empresarios han visto el negocio que ha generado las AFP chilenas y han iniciado un debate nacional sobre la privatización de las pensiones y quitarle a la CCSS el control del IVM. El economista  Eliecer Feinzaig, promotor de esta idea, dice para el periódico La Nación lo siguiente, cuando le preguntan cuál sería la solución para el tema del IVM. Advierte que “lo que yo estoy proponiendo es migrar hacia un régimen de capitalización individual donde los aportes van para la pensión futura. La ventaja es que lo que aporto es para mi pensión” [2]. 

 

No se puede esperar más de un neoliberal que perteneció en algún momento al Movimiento Libertario y que es  presidente del actual y recién creado Partido Liberal Progresista de Costa Rica, entonces ya entendemos los intereses y la visión.

 

Básicamente crear cuentas individuales de cada trabajador para que ahorre para su pensión sin tener un respaldo solidario tal y como afirman algunos es la propuesta empresarial. Es un negocio porque quienes tienen capital invertirían en fondos de capitalización individuales y manejarían los fondos de los trabajadores tal como funciona hoy con el FCL, la diferencia es que la pensión básica que da el IVM la quieren eliminar. En la propuesta de Feinzaig, es “sálvese  quien pueda”, otra parte del discurso es que le están diciendo al trabajador: “ahorre usted” y que desaparezca el IVM. Es decir, los empresarios y patronos dejan de dar el aporte obligatorio y solidario que establece hoy la ley.

 

En otras palabras, los ricos hacen fortunas con la fuerza laboral y ahora quieren manejar los ahorros de los trabajadores y pagarles una pensión miserable al final de sus vidas. A su vez el negocio es redondo pues están pretendiendo no aportar nada a los regímenes de pensiones si se impone la tesis del Feinzaig. Lindo negocio para los empresarios, pues dejan de pagar la seguridad social, manejan los ahorros de los cotizantes y obtienen ganancias.

 

Otro elemento negativo de esta tesis es que hoy, si un trabajador tuvo cotizaciones y luego no pudo cotizar más por situaciones diversas, aun así podría obtener algún  beneficio por edad o invalidez para recibir pensión, pero  con los regímenes de capitalización no existe esta posibilidad. Debemos tomar en cuenta que le estamos entregando la plata a un fondo privado que podría no garantizar la pensión al final de la vida laboral de los trabajadores o garantizar muy poco como sucede en Chile.

 

Otro elemento de los regímenes privados de capitalización sobre su peligrosidad, es que el fondo que se hace tiene un tiempo de agotamiento; si un trabajador cotiza para un régimen privado como los que proponen y se pensiona, al pensionarse se le indica hasta qué momento lo cubre la pensión. Si su esperanza de vida es más amplia, no tendría pensión si se le agotó su fondo individual privado, situación que no pasa con el régimen del IVM  o el de Reparto, por ser solidarios y contar con el respaldo del Estado, ya que los cotizantes jóvenes respaldan a los pensionados hasta el día de su muerte.

 

Recordemos que el 17 de febrero un grupo de empresarios invitó al señor José Pinera, chileno, catalogado como el arquitecto de la exitosa reforma de pensiones en Chile, ¡y vaya éxito! Hace ricos a unos pocos, es decir a los dueños de las AFP, pero deja en la calle, como hemos visto, a los adultos mayores chilenos que se han lanzado a la huelga, marchas y manifestaciones callejeras en contra del modelo chileno de las AFP. Este domingo vimos a miles de chilenos en Santiago, muchos de ellos jóvenes en contra de la estafa de las pensiones. 

 

¡Cuidado! Estas ideas son las que los empresarios costarricenses quieren impulsar pues les permite desentenderse de los aportes que la clase empresarial tiene que pagar a la seguridad social. Para mayor detalle, consúltese la información de El Financiero [3] donde queda claro con un ejemplo sencillo y práctico, cómo los regímenes privados de las operadoras de pensiones dependen de la rentabilidad y no de la solidaridad.

 

Notas

 

[1] EFE/AFP (2016, 17 de octubre) Chile: protestas contra sistema de pensiones. Recuperado de http://www.elpais.com.uy/mundo/chile-protestas-contra-sistema-pensiones.html

[2] González, Armando (2017, 10 de enero) Economista Eli Feinzaig: ‘Pensiones de Caja están concebidas como una estafa’, La Nación. Recuperado de http://www.nacion.com/nacional/salud-publica/Propone-capitalizacion-Pensiones-Caja-concebidas_0_1608839121.html

[3] Cisneros, María Fernanda (2017, 19 de marzo) ¿Puede la rentabilidad afectar su fondo de pensión?, El Financiero. Recuperado de http://www.elfinancierocr.com/m/finanzas/pensiones-complementarias-rendimiento-OPC-rentabilidad-impacto-ahorro_0_1141685823.html

Escribir comentario

Comentarios: 0

En alianza con

CONTÁCTENOS

equipocritica@gmail.com

La Pluma

Agencia APP - Red de Prensa No Alineada

PUBLIQUE EN EquipoCritica.org

redaccion.equipocritica@gmail.com