¡Qué difícil es defender al PAC!

Marcela Zamora Cruz

14 de Marzo de 2018

Desde el Día de Elecciones, he conversado, en persona, por teléfono, por medio de los servicios de mensajería instantánea con muchísimas personas de muy diferentes pensamientos e idearios políticos e incluso diferentísimas visiones de mundo. Han pasado cuatro semanas desde ese 04 de febrero y durante las últimas dos semanas, terminamos con la misma conclusión, ¡Qué difícil es defender al PAC!

 

Esta frase se la escuché a una compañera, hace varias semanas, a manera de conclusión dijo, como dice mi excompañero de trabajo, ¡Qué difícil es defender al PAC!, pero no queda otra continuó diciendo, sólo queda votar por el PAC. Y ese es el dilema en el que nos encontramos muchas personas que no podemos apoyar a Fabricio Alvarado, ¿qué hacemos frente a esta panorama electoral?, tenemos tres opciones, no ir a votar ese día, votar Nulo o votar por Carlos Alvarado y este PAC.

 

Recuerdo que recién pasado el día de las elecciones, todas las personas que nos consideramos medianamente progresistas nos encontramos asombradas de los resultados y también nos encontramos con escritos, haciendo llamados al PAC para que buscara alianzas, para que escuchara, para que entendiera que solos no van a lograr llevar a Carlos Alvarado a la Presidencia, puedo recordar el escrito del Dr. Arnoldo Mora y de muchas otras personas en ese sentido.

 

Dice don Arnoldo que el resultado le parece totalmente previsible y no le parece el fin del mundo y que hasta oportunidades positivas le ve al asunto. Nos dice, “Hoy, con media casa en llamas, el PAC hace un llamado a un gobierno de unidad nacional, una idea, básica cuya urgencia ya se hacía evidente hace 10 años, pero que el PAC y el FA siempre han despreciado.

 

Por supuesto estos resultados que ahora sabemos que son evidentemente previsibles, no lo eran para todos nosotros los simples mortales, antes de las elecciones, y los resultados, que a don Arnoldo no le parece el fin del mundo, sino buenos y esperanzadores tienen una condición, “…si hay cabeza y juego de nivel.”, no ve la cosa tan terrible, “si se usa la cabeza, el más infantil de los actos es caer ahora en la tragedia, la desilusión, y la pantomima como si fuera este el fin del mundo. Tiene que prevalecer la energía de los corazones progresistas, pero sobre todo los corazones humildes que ven los errores y corrigen el rumbo.” Aún más, dice don Arnoldo, “tiene que preparase para un salto cuántico en términos de entender que el poder político poco tiene que ver con coleccionar puestos institucionales, y que es una actividad viva que se desarrolla con la ciudadanía, las comunidades y con la gente.

 

Decidí que mi primer aporte, para que no fuera el fin del mundo, iba a ser copiar los escritos de personas como don Arnoldo Mora y otros académicos e intelectuales, a todas las personas del PAC que considero podrían tener algún poder de influencia, a la dirigencia a nivel nacional, a la dirigencia histórica del PAC de Montes de Oca e incluso, a asambleístas nacionales, con la esperanza de que escucharan las voces que hacían llamados a corregir.

 

Luego, me puse a disposición de la dirigencia cantonal para ser Fiscal de las Elecciones (tengo carné de la Primera Ronda) y para finalizar, me dispuse a escuchar las propuestas de Coalición Costa Rica, me metí al chat y al grupo de Facebook de la Coalición Montes de Oca y fui a una reunión en el Quiosco del Parque de San Pedro de Montes de Oca, sin embargo, no he podido integrarme a ninguna comisión de trabajo, porque las propuestas no son claras, se dice no somos el PAC pero no se sabe con claridad que es la Coalición y no se entiende que de esta manera es imposible hacer una Alianza Social y Popular, porque para hacer una alianza de este tipo se requiere que se defina cuál es el fin para el cual nos unimos o coaligamos.

 

El problema es, finalmente, que el único fin claro es que tenemos que unirnos para que quede en la Presidencia Carlos Alvarado sin que, en las tiendas del PAC se sienta la energía de corazones progresistas que adversarán el sistema económico excluyente, que alguna vez juraron adversar ni mucho menos los corazones humildes que ven los errores y corrigen el rumbo.

 

En estas cuatro semanas, el PAC no sólo no se preparó para dar el salto cuántico de entender que el poder político tiene que ver con que la acción ciudadana debe hacerse con la población y con las comunidades. No puede hacerse un llamado a un gobierno de unidad nacional, manteniéndose en lo alto de su torre de babel, sin escuchar lo que dice la gente, echándole tierra a lo que huele mal, mirando a otro lado cuando se hacen las críticas y cuando al fin no se puede hacer otra cosa que enfrentar la realidad, decir “bueno, pero con Fabricio Alvarado sería peor”.

 

Por esto, llama poderosamente mi atención, que cuando salen organizaciones, partidos o personas a decir que no se puede votar por el PAC o hacen llamados a votar Nulo, aparecen con su ceguera fanática, los seguidores del PAC, antiguos y más recientes, a acusar a todos de corta o poca visión política y no entender a lo que nos enfrentamos.

 

Yo por el contrario, creo que estas organizaciones, partidos y personas son quienes tienen la mayor visión política y son las personas más valientes del país porque su acción no estará cargada de miedo, como si será la acción de muchos otros, el 1ero. de abril, porque su acción de votar por Carlos Alvarado será por Miedo, miedo al peor escenario, miedo al fundamentalismo religioso, también miedo a la fuerza que adquirirá el fundamentalismo económico, miedo a terminar de perder lo poco que queda del Estado Social y entonces me pregunto, ¿de qué nos diferenciamos de los seguidores de Fabricio Alvarado?

 

El 1° de Abril, la mayor parte de los sectores progresistas que decidan votar por Carlos Alvarado, no votará por Carlos Alvarado ni por el PAC, no votará por cambios estructurales en el sistema excluyente, no votará por la protección de nuestra instituciones públicas, no votará para que haya más transparencia ni mucho menos para que se disminuya la corrupción, ni que decir que votará con la esperanza de un futuro mejor; votará por miedo al peor escenario, nada más. En mi casa estamos diciendo, si cree que debe votarse por el PAC, no escuche las entrevistas a Carlos Alvarado, ni escuche a las personas seguidoras del PAC, sólo vaya a votar y prepárese para luchar 4 años, exigiendo al Gobierno que eligió, que deje de vender el país.

 

Por esto, si llegara a la Presidencia de la República, Carlos Alvarado y el PAC tendrán que entender que no asumirán de ninguna manera un gobierno de unidad nacional, no será tampoco un voto de apoyo de la ciudadanía, no es un cheque en blanco, dicen algunos. Todo lo contrario, las organizaciones y personas que todos los días luchamos desde nuestras comunidades y espacios para que se respeten los derechos humanos y la participación en las comunidades en las decisiones que las afectan, estaremos ahí exigiendo a este Gobierno nuestros derechos, veremos entonces movilizados a los sectores que durante 4 años han callado porque esperaron el cambio o porque tienen a sus compañeras y compañeros en las sillas institucionales.

 

¡Qué difícil es defender al PAC! pero mucho más, ¡Qué difícil es apoyar al PAC!

Escribir comentario

Comentarios: 0

CONTÁCTENOS

equipocritica@gmail.com

PUBLIQUE EN EquipoCritica.org

redaccion.equipocritica@gmail.com